Perder la vergüenza de hablar inglés
11/03/2015
¿Por qué cuesta tanto hablar inglés?
14/03/2015
Show all

la conversación se ha impuesto a la gramática

Our Score

La conversación se ha impuesto a la gramática

En la enseñanza de idiomas, por un lado están las instituciones oficiales y centenarias como Bristish Council o el Instituto Francés y por otro las plataformas online, que se multiplican a la velocidad de la luz. Aunque la metodología que emplean difiere en algunos aspectos, en algo están de acuerdo: la conversación se ha impuesto a la gramática. La comunicación unidireccional de profesor a alumno y las horas destinadas a memorizar ingentes listas de vocabulario y tiempos verbales ha pasado a un segundo plano para dar protagonismo a la destreza oral. El alumno debe ser proactivo y lanzarse a hablar. Equivocarse es una virtud.

Algunos expertos como Frank Occonor, director del Teaching Center de Bristish Council Somosaguas (Madrid), creen que algo falla en el sistema educativo español, en referencia a los jóvenes que terminan el bachillerato y no son capaces de mantener una conversación en inglés pese a haberlo estudiado durante más de 10 años. “Es como estudiar geografía durante 15 años y no saber ubicar un país”, señala. Los dos problemas principales son la falta de contacto con el idioma y la mala pronunciación como consecuencia de la falta de oído. “Aunque cada vez se consumen más productos culturales en versión original, todavía impera el doblaje. En países como Portugal la televisión respeta las lenguas originales. La exigencia no pasa por tener un acento 100% británico o americano, pero sí por poder ser entendido por un nativo”. Dominar la gramática y el vocabulario no es saber un idioma, añade.

España es el país de la Unión Europea -solo superado por Hungría y Bulgaria- con menor número de adultos entre 25 y 64 años que declaran hablar al menos una lengua extranjera, según un estudio publicado en 2013 por la oficina estadística Eurostat. Solo el 51% de los españoles conoce otro idioma, un porcentaje que se sitúa por debajo de la media comunitaria, el 66%.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.

Facebook
Instagram